Linfoma de Hodgkin

El linfoma de Hodgkin o también llamado simplemente enfermedad de Hodgkin es una clase de linfoma que afecta el tejido linfático, es decir es un tipo cáncer que ataca a esta zona.

El sistema linfático es el que se encarga de originar, producir y enviar un líquido llamado linfa a través del torrente sanguíneo como soporte del sistema inmunitario del ser humano; el líquido mencionado está compuesto principalmente de glóbulos blancos, proteínas y grasas que se producen en los ganglios linfáticos y en gran parte se encarga de impedir infecciones, desechar bacterias y células cancerígenas, y en menor parte se encarga de atraer las grasas para enviarlas al sistema circulatorio.

El linfoma de Hodgkin causa la inflamación del tejido linfático, en especial de los ganglios ubicados en las zonas de la ingle, axilas, cuello, la médula ósea, el hígado y el bazo.

Enfermedad de Hodgkin

Hasta el momento se desconoce la causa o las causas del linfoma o enfermedad de Hodgkin. Pero la enfermedad fue reconocida en 1832 por el Doctor Thomas Hodgkin, de quien toma su nombre, y es diferenciada de otro tipo de linfoma, a los cuales se llama convencionalmente linfoma no Hodgkin o solo linfoma, y se los caracteriza por su forma de propagación y respuesta a distintos tratamientos, sin embargo solo son científicamente identificables mediante pruebas de laboratorio.

En el ser humano los tejidos linfáticos se encuentran en la mayoría de los órganos y diferentes partes del cuerpo a manera de protección, pero al adquirir linfoma de Hodgkin, la localización de las células cancerígenas puede estar ubicada en casi cualquier lugar del cuerpo. El número de células producidas por el sistema linfático empieza a crecer sin control, y este sería el primer indicio de la agresividad y localización de la enfermedad, pues en esa ubicación se podría formar un tumor, y este al mismo tiempo, podría convertirse en un tumor maligno que derivaría en un cáncer. Aunque en la mayoría de las ocasiones estos tumores se desarrollan en los ganglios del cuello, las amígdalas, en medio de los pulmones y en la zona del pecho.

Linfoma de Hodgkin

Imagen del Linfoma de Hodgkin

Existen bases para pensar que una de las causas sea que el paciente tenga un antecedente de haber contraído el virus de Epstein-Barr, aunque no esté comprobado, se sabe que las personas que han tenido esta enfermedad son más propensos a presentar el linfoma de Hodgkin. La genética también es un factor determinante, pues las personas tienden a transmitir este virus a sus hijos mediante el ADN por lo cual también son propensos a adquirir el linfoma. Además existen ciertos gases tóxicos en el ambiente como químicos, insecticidas y productos herbicidas que podrían favorecer al desarrollo de esta enfermedad. Por otro lado, los pacientes con VIH desarrollan con más facilidad el linfoma de Hodgkin.

El promedio de edad en que se puede presentar este tipo de linfoma va desde los adultos jóvenes de entre 20 y 35 años, y en la madurez durante los 55 a 70 años, aunque estos datos varían según la zona geográfica, e incluso se han encontrado casos en niños y adolescentes. En los adultos el linfoma tiende a alterar.

Crédito de la imagen